Me gusta el vino.

Me gusta cuando tiene capa media alta y color rojo picota, pero del Valle del Jerte en la segunda semana de julio.

Me gusta cuando en nariz presenta aromas a Edelweiss de las que crecen justo en la ladera noroeste de Los Alpes suizos.

Me gusta cuando en boca es estructurado, equilibrado, sabroso, con gran carácter frutal y taninos por pulir, preferiblemente con una maquina pulidora profesional de 1300W.

Me gusta con toda su complejidad, sí. Pero con toda su sencillez, sin palabrejas ni posturitas, con su naturalidad y su poder de seducción… en ese plan, no solo me gusta: me enamora.

Con mi mujer, con mi familia, con mis amigos. En bodega, en casa o en al bar de Roberto. En las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, todos los días de mi vida. Porque hoy es hoy. Porque está buenísimo. Y Punto. Incluso cero.

Información de venta en info@winyfog.es

Pide información en info@winyfog.es